Las puertas principales de madera tienen un aspecto acogedor y capacidad para complementar cualquier hogar. Son fuertes y seguros, y los arañazos se reparan con facilidad.